Cancilleria

El embajador ante los Estados Unidos, Martín Lousteau , aseguró en el Senado que la Argentina parte “de un punto de debilidad” en la negociación con los holdouts , por los fallos en contra de la Justicia y la decisión de la Corte norteamericana de no intervenir, pero se mostró optimista en revertir esa situación si el país tiene “posiciones inteligentes”.

Lousteau elogió el rumbo elegido por el Gobierno, al mostrar predisposición a negociar. “Una estrategia inteligente es aislar a los fondos más radicales, mostrar que la Argentina quiere negociar y dejar en claro que ellos no quieren dialogar”, señaló.

Obligado a caracterizar su misión, el representante argentino en Washington aseguró: “Ni relaciones carnales ni relaciones de enojo”.

Lousteau concurrió ayer a la Comisón de Acuerdos del Senado para defender el pliego que lo nomina como embajador. Lo hizo junto a otros 11 representantes diplomáticos políticos designados por Mauricio Macri por decreto en diciembre. Todos tuvieron dictamen favorable y sus pliegos podrán ser tratados en el recinto el martes próximo.

Además de Lousteau, se destacó la presencia de Diego Guelar, designado embajador en China, quien debió aclarar temas relacionados con la construcción de las represas sobre el río Santa Cruz y la base de investigación espacial china en Neuquén.

Ante la preocupación de María Ester Labado (FPV-Santa Cruz) sobre las represas y el impacto en su provincia, Guelar aseguró que el Gobierno no adoptará una decisión unilateral. “Cualquier medida que se tome se hará por consenso con el gobierno chino”, afirmó.

Sobre la base, aseguró que se trata de instalaciones científicas. Y si bien reconoció que la agencia espacial china depende de las fuerzas armadas de ese país, remarcó que “el gobierno chino aseguró que no tiene fines militares”. Esto provocó la intervención de la neuquina Lucila Crexell (MPN), quien se congratuló de que la UCR, que se opuso a la instalación de la base, hubiera cambiado de opinión.

Entre los embajadores que pasaron ayer por el Senado estuvo Miguel Torres del Sel, designado en Panamá. El ex Midachi tuvo un “trato preferencial” de parte de las senadoras kirchneristas Labado, María de los Angeles Sacnum (Santa Fe) y Virginia García (Santa Cruz), quienes lo sometieron a un severo interrogatorio en el que deslizaron acusaciones de misoginia y hasta llegaron a pedirle opinión sobre el reclamo por Malvinas.

Dejadas afuera de la comisión por su propia bancada, a las senadoras kirchneristas mencionadas se suma Anabel Fernández Sagasti (Mendoza). Intentaron poner a prueba a los funcionarios macristas.

Ayer también obtuvieron dictamen los pliegos de los embajadores Luis Juez (Ecuador), Rodolfo Terragno (Unesco), Oscar Moscariello (Portugal), Normando Alvarez García (Bolivia), Ramón Puerta (España), José Octavio Bordón (Chile), Guillermo Montenegro (Uruguay), Marcelo Stubrin (Colombia) y Carlos Magariños (Brasil).

Fuente La Nación