Caso Mangeri
Caso Mangeri

Los fundamentos se conocerán después de la feria judicial, el 24 de agosto.

Mangeri fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Ángeles

Tras cinco meses de debate oral, hoy los jueces del TOF 9 dictaron sentencia al único acusado por el crimen de la adolescente Ángeles Rawson. Los jueces enviaron testimonios a la Cámara del Crimen para que se investigue a una serie de testigos de la defensa, que incluye a la esposa. No hubo ni gritos ni aplausos dentro de la sala, sólo llanto de la familia de la chica.
ANTECEDENTES ◾Cinco momentos claves del juicio por el femicidio de Ángeles Rawson

“Condenar a Jorge Néstor Mangeri a la pena de prisión perpetua por femicidio agravado en concurso ideal con abuso sexual y homicidio criminis causa”: esas fueron las palabras que dijo el presidente del Tribunal Oral en lo Criminal N° 9 Fernando Ramírez al leer la sentencia contra el portero por el asesinato de Ángeles Rawson, en 2013. A menos de tres metros, justo en frente, estaban la madre de la adolescente, Jimena Arduiz, y su hijo Jerónimo, tomados del brazo, y la abuela. Al lado de ellos, Franklin Rawson, el padre de la chica, tomaba la mano de su pareja. Todos comenzaron a llorar. No hubo ni gritos ni aplausos dentro de la sala, sólo llanto. Los fundamentos serán difundidos después de la feria judicial de invierno, el 24 de agosto.

Ramírez firmó el veredicto junto a los jueces Ana Dieta de Herrero y Jorge Gettas. Los magistrados rechazaron también las nulidades intentadas por la defensa del portero, el abogado Adrián Tenca, y extrajeron testimonios y los enviaron a la Cámara del Crimen para que se investigue a una serie de testigos de la defensa del portero que incluye a la esposa, Daiana Settone. Afuera, en los pasillos del sexto piso del palacio de Tribunales, los familiares de Ángeles aplaudieron la condena y se abrazaron. En el mismo lugar donde se colocó un televisor para que se pueda ver la sentencia, también había familiares del portero. “Se les va a acabar la alegría”, gritó una de ellos y se fue rápido.

Un enjambre de micrófonos, gritos y periodistas esperaba a la familia de la joven en las escalinatas del palacio. “Podemos tener un poco de respeto”, repetía el abogado de la familia, Pablo Lanusse. “Tenemos alivio porque se hizo justicia, el dolor que sentimos lo vamos a seguir sintiendo siempre”, dijo Franklin, el padre de la joven, que ni bien conoció la sentencia miro fijo durante varios segundos a Mangeri. El portero no se inmutó cuando escuchó la sentencia y después fue llevado por cuatro oficiales del Servicio Penitenciario Federal por la puerta del costado del tribunal, casi corriendo. “Tuve ganas de otras cosas con Mangeri”, dijo el padre de la adolescente.
“Hoy es un día de una enorme ambivalencia y dolor”, dijo Lanusse. “Porque “Ángeles hoy no vuelve a la casa”, explicó. Sobre las palabras que el propio Mangeri horas antes del veredicto el abogado sostuvo que fue el “nivel de cinismo, provocación y perversión de la misma forma en que mató a Ángeles” que se haya referido a ella como Mumi es una absoluta falta de respeto”.

El hermano de Mangeri salió un rato antes de los tribunales y sostuvo que el veredicto había sido “vergonzoso” porque “estaba mal valorada la prueba” y el abogado del portero Adrián Tenca anticipó que va a apelar la sentencia y con ello la causa pasará a la Cámara Federal de Casación Penal. Mageri seguirá alojado en el Complejo Penitenciario N° 1 de Ezeiza.

La investigación del entorno

En su sentencia, los jueces enviaron a la Cámara del Crimen testimonios para que se investigue a la esposa del portero, Diana Saettone. Aunque los jueces no dieron los detalles del porqué, que se conocerá recién el 24 de agosto con la difusión de los fundamentos, la querella durante los alegatos había dicho que la mujer encubrió a su marido en el asesinato.
Los jueces también pidieron se investigue al perito Adolfo Méndez, que firmó un informe donde sostuvo que las lesiones de la joven podrían ser producto de “transacciones sadomasoquistas”. En los alegatos, Lanusse sostuvo que el perito con su accionar y su testimonio, pretendió “avalar la impunidad de Mangeri y desacreditar a la víctima”. El otro testigo que también será investigado es un amigo del encargado, Jorge Meniguelli, que le había supuestamente curado las heridas a Mangeri con “una crema de Pervinox”.

Los otros dos que serán investigados son vecinos del portero: Pablo Bazán Domínguez y Juan Manuel Cesaretti, que declararon a principios de marzo en el juicio y avalaron una teoría de una supuesta pelea. En el caso de Cecilio Saettone, hermano de la esposa de Mangeri, ya está siendo investigado por “falso testimonio en concurso real con encubrimiento”. Los jueces lo único que hicieron fue enviar a esta causa que ya existe los testimonios.

Los jueces remitieron copias al Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de la causa para que se examinen irregularidades que se habían cometido en esa dependencia. Durante su alegato, Lanusse pidió esto mismo con respecto al perito Héctor Konopka, quien sostuvo que la muerte de la joven se vinculaba con “traumatismos múltiples”.

 

Fuente: InfojusNoticias